Schifffahrt-Situation

Explicación de la situación actual de los envíos marítimos y lo que recomiendan los expertos

2020 ha sido un año desafiante para muchas empresas alrededor del mundo. Si bien el comercio mundial ha continuado, la pandemia ha provocado cambios en los hábitos de compra y una demanda impredecible, lo que ha provocado retrasos en los envíos marítimos. Ahora, podrías preguntarte cuánto durarán estos retrasos y qué puedes hacer para enviar tu carga a tiempo. Es por eso que hemos resumido la información más importante.

Lo que aprenderás en este artículo:

  • ¿Qué está sucediendo con los envíos en este momento y por qué?
  • ¿Qué dicen los expertos sobre la situación actual?
  • ¿Cuáles son las predicciones para los próximos meses?
  • ¿Cómo puedes asegurarte de que tu logística fluya sin problemas?

25. enero 2021

2020 ha experimentado grandes cambios en el comercio internacional, desde confinamientos para contener la pandemia COVID-19 que ralentizó las operaciones en todas las empresas en primavera, hasta una creciente demanda de contenedores impulsada por cambios drásticos en el comportamiento del consumidor en la segunda parte del año. Como resultado de la mayor demanda, hemos visto una menor capacidad de los buques y la disponibilidad de contenedores vacíos en ubicaciones específicas, como China, lo que aumenta las tarifas de flete. En el futuro, se espera que la demanda persista, pero la situación puede cambiar rápidamente. Las cadenas de suministro son complejas y están diseñadas para ser rentables, por lo que evaluar la demanda y planificar los envíos con anticipación será esencial para estar mejor preparados para los próximos meses.

¿Qué ha sucedido en los últimos meses?

COVID-19 no solo ha tenido un impacto en nuestra vida social y precauciones de salud en todo el mundo. También ha provocado trastornos en la economía mundial, incluyendo las industria del transporte y envío. Durante el confinamiento global en la primera mitad de 2020, las tiendas físicas cerraron y la demanda global cayó. En respuesta, la industria del transporte de contenedores recortó la capacidad y redujo el número de contenedores que se envían para sostener sus propios modelos comerciales.

Sin embargo, los confinamientos globales también significaron que la demanda de servicios como vacaciones y vuelos disminuyeran. Desde junio, la demanda de bienes de consumo ha experimentado un enorme aumento, especialmente en el mundo occidental, que se vio impulsada por los estímulos fiscales en muchos países. Por lo tanto, aumentaron las ventas de productos de consumo masivo, productos electrónicos, textiles, equipos de protección personal y productos para el mejoramiento del hogar.

Richard Bingham, Director de Ventas Globales de Maersk:

“COVID-19 ha destacado los desafíos para la fabricación y el abastecimiento global. Muchas empresas fueron tomadas por sorpresa en la pandemia de COVID con mercancía insuficiente para la demanda. y para evitar una pérdida en la venta, aumentaron sus niveles de suministros. Además, mientras los consumidores pedían otros productos, las empresas necesitaban apresurarse y producir diferentes productos para evitar perder negocios.”

La mayoría de estos productos se producen en Asia y se consumen en Europa y Estados Unidos. Kathy Li Li Lou, Gerente de productos comerciales Marítimos en Maersk, destaca que muchos de estos bienes de consumo se transportan a través de rutas desde Asia a los EE. UU., Así como de Asia a Europa. Por lo tanto, las exportaciones fuera de Asia, especialmente a Europa y EE. UU., crecieron significativamente durante todo el año. Por ejemplo, el puerto de Los Ángeles-Long Beach en California ha manejado un 12% más de importaciones de Asia a los EE. UU. en el período de junio a septiembre, en comparación con 2019.

Con eso en mente, Maersk, desplegó de inmediato toda la capacidad disponible, proporcionando más contenedores y modos de transporte alternativos para mover más mercancías en estas rutas. Pero dada la infraestructura actual y las restricciones de COVID, esta demanda no pudo satisfacerse en un período de aceleración tan corto.

¿Cuál es el status quo en la industria del transporte marítimo?

Ha sido un año desafiante para el sector del transporte. Durante el cierre de primavera, parecía que la demanda de bienes por parte de los consumidores disminuiría; hoy el desafío es diferente: la capacidad de envío está bajo presión y los precios de los fletes están aumentando.

Además de eso, los buques no llegan a los puertos cuando están programados, ya que enfrentan tiempos de espera más largos para descargar en los puertos. Esto es mejor conocido como una congestión en puerto, lo que significa que los barcos llegan al puerto y no pueden cargar ni descargar, ya que la capacidad del puerto está al tope. Por lo tanto, los buques deben hacer cola y esperar su turno para obtener un lugar en el puerto. Para aliviar esta situación, muchos transportistas marítimos están implementando nuevas medidas, por ejemplo, reduciendo el tiempo libre en los destinos o, a veces, omitiendo puertos por completo y haciendo arreglos alternativos para entregar las cargas de los clientes para evitar demoras generales.

Lars Mikael Jensen, vicepresidente sénior y jefe de red de Maersk, afirma que “estas operaciones demoradas en muchos puertos de todo el mundo no solo se deben a los mayores volúmenes, sino también a que COVID afecta a muchos trabajadores, lo que conduce a una reducción de mano de obra en algunos puertos. Con una falta adicional de espacio de almacenamiento y de camioneros, podemos ver que cada parte de la cadena de suministro se ve afectada”.

¿Qué pasa después?

A medida que continúan los bloqueos, se espera que los comportamientos de compra continúen como lo han hecho en el último trimestre. Entonces, durante los próximos meses, se mantendrán las limitaciones de capacidad. La escasez se extenderá al menos hasta el Año Nuevo chino a mediados de febrero de 2021, hasta que las fábricas en Asia cierren por las vacaciones locales.

Richard Bingham agrega que los gobiernos no prolongarán infinitamente sus incentivos económicos, lo que probablemente provocará una caída en la demanda de los consumidores en 2021. El mayor desarrollo también dependerá de que se levanten o no las restricciones de COVID, así como de que la vacunación entre en circulación a nivel mundial. Una vez que esto esté en marcha, se espera que la situación se normalice nuevamente.

¿Qué puedes hacer para reducir los desafíos logísticos?

Sabemos que, como PYME, no puedes esperar una eternidad a que se envíe tu carga. Como señala Richard Bingham: “Muchos de nuestros clientes luchan con los retrasos y los altos precios que experimentan”. Entonces, ¿qué debes hacer para superar los desafíos actuales?

Hemos resumido los pasos más importantes que debes tomar ahora para mantener el flujo de tu carga:

  1. Contacta a tus proveedores: habla con ellos para ver si puedes entregar tu carga antes o después de lo acordado si tienes limitaciones de tiempo.
  2. Comunícate con socios comerciales y clientes: es fundamental informar a tus socios comerciales y clientes sobre los retrasos. Como lo describe Martti Leitert, Gerente de DACH en Twill, ahora debes ser “valiente al tomar decisiones. Habla con tus socios y házles saber que la pandemia está cambiando los comportamientos de tu negocio. Los socios deben permanecer unidos para superar la transformación hacia un nuevo comportamiento del consumidor “.
  3. Habla con tu proveedor de servicios logísticos: Pregúntales por rutas alternativas; son expertos en su campo y podrán ayudarte a evitar largos tiempos de espera en los próximos meses. ¿Quiere enviar con Twill? Entonces puedes chatear con uno de nuestros Twillers ahora, contáctalos por correo electrónico, teléfono o por nuestro chat en línea.
  4. Considera una combinación de transporte alternativa: el modo de transporte es una consideración importante al planificar tu envío, especialmente en este momento. Además de los costos, la urgencia del envío, el valor de las mercancías que se envían, así como el tamaño y el peso de las mercancías, deben evaluarse al determinar la forma de transporte.
  5. Piensa en el futuro: Si tu carga no es urgente, entonces no necesitará llegar urgentemente a su destino. Por lo tanto, reserva con anticipación tu carga ahora, y con eso puedes agregar algo de búfer a tu tiempo general de transporte.
  6. Busca puertos alternativos: verifica los puertos más grandes en vez de los que normalmente cargarías tu carga. Allí será más fácil encontrar espacio de carga disponible para tu carga.
  7. Utiliza diferentes tipos de contenedores: normalmente puedes usar contenedores de 40 pies para transportar tu carga. Como las limitaciones de capacidad cuentan especialmente para los contenedores de 40 pies, y los contenedores de 20 pies están disponibles en su mayoría, este podría ser otro tipo de contenedor a considerar para tu carga.

Si tienes más preguntas, pónte en contacto con uno de nuestros Twillers. Están aquí para ayudar y respaldar tus operaciones comerciales y logísticas en estos tiempos sin precedentes, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin importar dónde te encuentre.